CLASIFICACION DEL ARROZ. SEGUN DISTINTOS FACTORES

CLASIFICACION DEL ARROZ

clasificacion del arroz

La clasificacion del arroz es muy diversa. Se puede realizar la clasificacion del arroz por muchos factores. Vamos a ver los más usuales:

Por su medida
Arroz de grano corto o redondo: con una longitud menor de 5,2mm y una relación longitud/anchura inferior a 2
Arroz de grano medio o semilargo: con una longitud mayor de 5,2mm y una relación longitud/anchura inferior a 3.
Arroz de grano largo: existen dos tipos.
Tipo A: longitud superior a 6mm y longitud/anchura entre 2 y 3
Tipo B: longitud superior a 6mm y longitud/anchura superior o igual a 3

Perlados o Acristalados
Los arroces Perlados son aquellos en los que se ve una mancha blanca en su interior, la perla. Esta perla es una concentración de almidón que adsorbe el sabor.
Los arroces Acristalados o Vítreos son aquellos que no tienen perla, son más traslúcidos y brillantes y no adsorben tanto el sabor.

Según su proceso industrial
Arroz con cáscara: no tiene ninguna manipulación industrial y permanece aun con su cáscara.
Arroz integral: sólo se le ha quitado la cáscara pero no el resto de piel marrón que rodea al grano (pericarpio).
Arroz blanco: se le ha retirado la cáscara y el pericarpio, mostrándose blanco.
Arroz vaporizado: arroz integral sometido a un proceso industrial de presión y temperatura. No se pasa después de una cocción larga.
Arroz de cocción rápida: ha sido sometido a un proceso de precocción y puede venir condimentado, coloreado o acompañado de otros ingredientes.

Índica o Japónica
Es la clasificacion del arroz más interesante a la hora de cocinar puesto que, de forma muy genérica, cada una de estas clases reacciona de forma diferente en la cocción y en la cantidad de sabor que son capaces de absorber.

Índica: suelen ser arroces largos y cristalinos, más duros, menos cremosos y aguantan mejor las cocciones largas. En cambio, no adsorben tanto el sabor como los japónica.
Son los más usados en la cocina anglosajona y asiática, como guarnición o ingrediente en sí mismo.

Japónica: suelen ser arroces redondos o medios y perlados. Adsorben muy bien el sabor pero son más delicados en la cocción, no soportando cocciones largas ni reposos excesivos.
Son los empleados en la cocina mediterránea, una cocina en la que el arroz debe adsorber el sabor de los caldos y jugos que desprenden el resto de ingredientes.